Certificación nacional para el Parque Industrial San Lorenzo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Las empresas que se radiquen en el predio tendrán exenciones de impuestos provinciales por un período de 10 años y una tarifa diferencial de la energía eléctrica.

El Parque Industrial San Lorenzo, de la provincia de Santa Fe, recibió durante el mes de octubre, la inscripción definitiva en el Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI).

Además de todos los beneficios que otorga normalmente, la certificación permite a las empresas radicadas el acceso a financiamientos a tasa subsidiada de la Nación a través del banco Bice.

El emprendimiento está ubicado en la intersección de la autopista Rosario-Santa Fe y la ruta 10, a la altura del límite entre San Lorenzo y Puerto San Martín, y ya tiene habilitada la primera etapa que abarca una superficie de 37 hectáreas, de un total de 150 del proyecto total.

Del acto oficial participó Horacio Lamberti, director nacional de Parques Industriales, y dio declaraciones a la prensa.

En diálogo con el periódico local La Capital, destacó que el parque “cumple con todos los requisitos de la provincia y también con los de Nación, que básicamente son el tema ambiental, el hidráulico y algunos detalles que se están manejando en cada una de las provincias”.

Señaló que este registro “permite que las empresas puedan obtener un crédito con tasa subsidiada. Esperamos que cuando el parque empiece a tener más empresas algunas de ellas puedan ser clientes del banco Bice, que es el banco que pertenece al Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, y obtengan ese beneficio en forma directa”.

Aunque aclaró que los fondos asignados para este año ya fueron adjudicados, confió en que el año que viene se mantengan esas líneas.

Lamberti también dijo que “un Parque Industrial es un ordenador territorial por excelencia y soluciona muchos problemas a las localidades, sobre todo porque hoy por hoy el diferencial del precio del metro cuadrado de un Parque Industrial respecto al del que está en el ejido urbano es de 80 a 20. Es decir que quien tiene por ejemplo un galpón en pleno centro del ejido urbano y no lo vende y lo usa para otra cosa se está perdiendo una oportunidad de tener un lugar industrial posible, donde tiene al lado suyo a otros profesionales del mismo rubro o a otras empresas importantes”.

Finalmente señaló que “Santa Fe es la segunda provincia en cantidad de Parques Industriales en la Argentina, superando actualmente el número de 40 predios, de los cuales este de San Lorenzo es el de mayor envergadura entre los privados”.

Sebastián Alessio, presidente del Parque Industrial San Lorenzo, remarcó que “las empresas que se instalen, por la Ley de Parques Industriales de la provincia, tiene exenciones de impuestos provinciales en un período máximo de 10 años, y una tarifa diferencial de la energía eléctrica que en el caso de la EPE tiene un tarifario exclusivo para los Parques Industriales reconocidos que ronda una bonificación de entre el 12 y el 20%, según cómo se tome la energía (baja o media tensión, y el consumo)”.

Y señaló que “nuestro parque está apuntado principalmente al sector pyme, que tiene requerimientos de entre 1.500 y 5.000 metros cuadrados; y cuenta con una ubicación estratégica: sobre la autopista Rosario-Santa Fe en la intersección con la ruta 10, que es el ingreso a Puerto San Martín y San Lorenzo, y en el otro sentido termina en la ruta A-012, por lo que se puede acceder al segundo anillo circunvalar (ruta A-012) con rápido acceso a las autopistas a Córdoba o a Buenos Aires. Muy pocos parques se encuentran sobre autopista”, enfatizó.

“Hoy los servicios del parque están funcionando en su totalidad: electricidad, agua, gas, cloacas, y ya hay construidas las naves industriales de siete empresas, algunas ya funcionado y otras en trabajos de montaje interno”, señaló Alessio, quien destacó que “esta primera etapa ya está comercializada en un 90%, es decir que está casi todo vendido, mayormente a empresas que están evaluando el momento para mudarse”.

 

Compartir.

Comentarios cerrados.