Cómo lograr la aceptación de los vecinos cuando llega un Parque

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Esteban Durand es arquitecto y director de Duorum Desarrollos, la empresa que lleva adelante el Parque Industrial Panamericana 29, ubicado en Tigre. En el programa de radio Conexión Parques nos adelantó que el PI espera el decreto provincial que lo reconozca como tal y, además, repasó la actualidad de otros dos emprendimientos: los polos productivos de Hurlingham y Malvinas Argentinas. Además, contó su estrategia para lograr la convivencia armónica con los vecinos de la zona.

Conexión Parques: ¿Cómo evolucionó este Parque de la zona de El Talar desde que fue anunciado el año pasado?
Esteban Durand: Desde el lanzamiento hubo movimiento, tal vez no el que esperábamos, pero, en líneas generales, se siguen construyendo naves en el entorno del Parque que ya cuenta con infraestructura. De los 26 lotes originales, sólo quedan dos vacíos y de los que están terminados el 60% está ocupado.

CP: ¿Ya están produciendo?
ED: De ese 60%, el 90 son importadores. Es decir que están stockeados. Del resto, hay una pequeña productora de tecnología, y se está terminando una planta que fabrica tejidos como medias y ropa interior. Esta planta actualmente produce en la ciudad de Buenos Aires y está iniciando su mudanza al Parque.

CP: ¿De dónde provienen las empresas que han decidido radicarse en el Parque?
ED: La mayoría se están yendo de CABA porque por temas logísticos y de personal les queda más cómodo migrar a esta zona. Básicamente, la gente que se está mudando trata de encontrar un entorno donde su personal tenga acceso fácil, medios de transporte y seguridad. Las condiciones que les ofrece el Parque hacen que radicarse sea la mejor opción.

CP: Al lanzar Panamericana 29, anunciaron que sería el primer Parque de Tigre en tener el decreto provincial para su reconocimiento como tal. ¿En qué estado está este trámite?
ED: Estamos a la espera de la promulgación del decreto. Ya tenemos factibilidad positiva, resolución normativa de la Autoridad del Agua, aprobamos OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible). Tenemos todo listo para que la Gobernadora saque el decreto de creación de Parque.

CP: ¿Qué beneficios conlleva el decreto?
ED: Para las que ya están trabajando en el Parque van a tratar de lograr algún beneficio impositivo en materia de Ingresos Brutos. Para nosotros, como desarrolladores el beneficio provincial ya lo hemos perdido pues está al inicio del proceso, pero si tuvimos beneficios por parte del municipio de Tigre en el pago de tasas y su financiamiento, y gran apoyo que se siente cuando se trabaja en la construcción de grandes naves con inversiones costosas y difíciles de llevar adelante sin este tipo de soportes.

CP: ¿Tienen otros emprendimientos industriales?
ED: Estamos con dos iniciativas más en marcha: estamos en Hurlingham con un sector industrial planificado (SIP) de 15 hectáreas sobre el camino del Buen Ayre y que, probablemente, trabajemos con la Provincia de Buenos Aires  para convertirlo en el primer PI de ese municipio.
El otro Parque es en Malvinas Argentinas, en el que prevemos construir ‘macronaves’ divisibles que pretenden dar respuesta a un nicho que creemos que aún falta explotar que es el de las naves medianas y pequeñas, de 300 a 1.000 m2, que si bien hoy tal vez se encuentran en el mercado, están en entornos desgastados, con poca seguridad o difícil acceso para el transporte.

CP: Una suerte de coworking industrial o logístico.
ED: Si, algo así. La gente busca estar dentro de un entorno accesible y con todos los servicios, y ese metraje con cercanía a vías de comunicación no es fácil de hallar. Se trata de predios residuales que han sido depósitos de basura o está en cercanías de arroyos y en los que hay que trabajar mucho pero que están muy bien ubicados.

CP: Además se recuperan terrenos muy degradados ambientalmente…
ED: Sí. Inclusive se genera una relación social bastante interesante y es que la gente que vive en estos alrededores, gente humilde, que la vive luchando, de repente se encuentra con un predio que empezará a tener vida, con fuentes de trabajo para ellos y se generan sinergias positivas. Aunque, al principio hay tensiones lógicas porque no están acostumbrados a ver este tipo de cosas y mantienen ciertas distancias, pero luego se acercan y terminan trabajando en las empresas del Parque o para ellas (como, por ejemplo, poniendo una rotisería), es decir: termina beneficiando al entorno.

CP: Es decir que se dinamiza la economía de esa comunidad…
ED: Sin dudas. Y si uno lo va llevando desde el minuto 0 para ese lado, se potencia mucho más. Lo importante -y es un concepto que siempre llevamos adelante en Duorum- es no generar ni enfrentamientos ni confrontaciones, ni siquiera barreras físicas innecesarias para que el entorno se sienta parte también del desarrollo. Por eso es que mantenemos reuniones semanales o quincenales con los vecinos para conocer sus necesidades y trabajar en conjunto con el municipìo para que se puedan solucionar porque, al fin y al cabo, estamos todos juntos conviviendo en el mismo ámbito.

Compartir.

Comentarios cerrados.