NOTAS

¿Cómo serán los nuevos préstamos que ofrecerán los bancos para Pymes?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Tras una reducción de tasas dispuesta por el Central y el plan de financiamiento subsidiado anunciado por el Banco Nación, los bancos renovaron su oferta de préstamos para la pequeña y mediana empresa.

Hacia el fin de la semana pasada los bancos comenzaron a rediseñar sus planes de financiamiento para las pymes como respuesta a dos iniciativas oficiales. La primera es la decisión del Banco Central de reducir desde 40% a 35% la tasa máxima para el crédito a las pymes para que los bancos puedan acceder a la flexibilización de los encajes. La medida, vigente desde el 9 de enero, consiste en permitir a los bancos de “encajar” menos fondos en el BCRA como garantía de sus operaciones a cambio de que ese dinero sea prestado a pymes a esa tasa determinada.

La segunda iniciativa oficial es el plan lanzado, la semana pasada, desde el gobierno de préstamos del Banco Nación, presentado por el presidente de esa entidad, Eduardo Hecker, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a través del cual se prevé prestar $10.000 millones para las pymes a una tasa del 27,9% anual y se busca alinearla con los planes de moratoria impositiva de la AFIP.

La oferta de préstamos para pymes, tanto en bancos públicos como privados, comenzó a moverse. El Nación hizo punta con la mencionada línea con tasa subsidiada, a través de un convenio entre la entidad y el ministerio de Desarrollo Productivo, por la que el Estado Nacional aportará $675 millones. Los préstamos, destinados a capital de trabajo, serán a un año con un monto tope de $5 millones. La tasa a aplicar será del 27,9% para empresas clientes de la entidad y del 29,5% para las que no lo sean.

El Nación tiene además líneas para necesidades específicas orientadas a las pymes de algunos sectores, como la de préstamos para la compra de insumos y de maquinarias en el sector agropecuario o la línea destinada a pequeños productores vitivinícolas de Mendoza, con tasas del 20% anual.

Ambas decisiones sacudieron al adormecido ambiente crediticio y empujaron a los bancos a mejorar su líneas. No obstante, muchos de los bancos consultados, aseguran que la demanda de financiamiento desde el sector pyme es moderada y que las señales de intención de tomar préstamos tienen más que ver con zafar de alguna necesidad financiera de corto plazo que con la intención de generar nuevos negocios o inversiones.

Qué ofrecen los bancos a las pymes

La demanda se ve en las líneas para descontar cheques, más volcadas a paliar una urgencia que a la reactivación. “Estamos colocando $250 millones por día en descuento de cheques, con un plazo promedio que en los últimos meses pasó de 28 a 48 días y con montos que de a poco empiezan a crecer. Si bien se trata de una herramienta típica de financiamiento a corto plazo, de a poco ese plazo se va extendiendo”, señaló Soledad Rúa, gerente de Negocios Pymes de Banco Galicia.

Según explicó la ejecutiva, la reducción de la tasa de referencia practicada por el Central (19 puntos porcentuales en los últimos dos meses) se trasladó por completo a los productos. “En nuestro esquema de pricing, la baja de tasas es lineal y se transfiere al 100%. Toda la reducción de tasas que recibimos nosotros, la trasladamos al cliente”, señaló Rúa. Además del descuento de cheques, el Galicia mantiene líneas de préstamos para capital de trabajo con tasas que pueden llegar al 33%.

El nuevo escenario impulsó al Banco Santander a lanzar una nueva línea de descuento de cheques dirigidas al segmento mipyme, con tasas que irán del 32 % al 35 %, con un cupo de colocación de $7000 millones. “Con este tipo de iniciativas, Santander acompaña el desarrollo de más de 300.000 clientes de sus segmentos de negocios y pymes, y fortalece su oferta de valor”, explicaron desde el Santander.

Banco Macro tiene una línea para descuento de cheques a 12 meses destinada a mipymes que funcionaba con una tasa del 40% anual. “La demanda se mantiene firme y creemos que se va a incrementar con la baja de tasa que propone el Banco Central. Esta medida genera una buena expectativa y ya estamos trabajando en la instrumentación para el lunes 17”, explicaron fuentes del Macro, anticipando la baja de tasas al 35%.

Desde hace un mes, HSBC lanzó dos líneas, con un cupo de $2.000 millones cada una. La primera destinada a compra de cheques, con tasas del 35% a 180 días y la segunda de préstamos para inversión o capital de trabajo, con tasas decrecientes del 40% al 34% en plazos de 12 a 60 meses.

Patricia Bindi, gerente de banca de Empresas de la entidad, destacó que las líneas se adecuarán al nuevo escenario, que la entidad es fuerte en leasing, con tasas 1 o 2 puntos por debajo de las mencionadas, y que fue el primer banco en tener condiciones más favorables para pymes y emprendimientos liderados por mujeres.

“De nuestro cupo, colocamos cerca del 40% del total, aún cuando las condiciones son favorables; estamos ofreciendo líneas con tasas negativas. Hay poca demanda. Muchas empresas están esperando más definiciones acerca de la reestructuración de la deuda para tomar decisiones de inversión o de encarar algún negocio nuevo que justifique tomar un préstamo”, aseguró Bindi. Y advirtió que más allá de las decisiones de tasa del Central, desde hace rato HSBC viene “sacando algunos puntos” para para ayudar a regularizar” la situación de muchas de sus pymes clientes. “Concentrar el financiamiento en menos bancos puede ayudar a las pymes a conseguir mejor tasa”, agregó.

Otra entidad enfocada en pymes, el Credicoop, mantiene en el mercado dos líneas crediticias que hoy, bajo las nuevas condiciones surgidas tras la decisión del BCRA, ofrecen tasas del 27 al 31% en descuento de cheques y del 29 al 32% en financiación de capital de trabajo. La entidad asegura que ya colocó $8.000 millones en el primer caso y $650 en el segundo.

“Desde fines de enero estamos creciendo en la colocación de cesión de cheques, con tasas que van desde el 28% al 40% para plazos de hasta 90 días, con descuento de cheques de pago diferido, lo más solicitado, y préstamos con garantías SGR”, señaló el gerente de Banca Comercial de Banco Itaú, Alejandro Tschudy.

El ejecutivo señaló que todas esas líneas, al igual que la de capital de trabajo, reducirán sus tasas al 35% y que el Itaú “ve con buenos ojos” la decisión del Central de reducir encajes para destinarlos al crédito pyme.

La banca pública

Además del plan del Nación, los demás bancos estatales también actualizaron su oferta. Desde el Banco Ciudad ajustarán las nuevas tasas las líneas que ya mantenían en vigencia. Una es de descuento de cheques, con una tasa del 34%, y otra es para capital de trabajo, con tasa del 35%. El Ciudad otorga un monto máximo de $10 millones por empresa y mejoras en la tasa en caso de que la pyme cuente con aval de una SGR.

Para las pymes tanto bonaerenses como porteñas, el Banco Provincia ya prestó $5.700 millones de sus líneas “RePyME”, divididos en $3.200 millones en descuento de cheques a 90 días al 25% y otros $2.500 millones para capital de trabajo al 28%, a un ritmo de $380 millones diarios. “Seguiremos trabajando en propuestas crediticias innovadoras para los distintos sectores para volcar los recursos al servicio de los que producen, generan empleo y riqueza para la Provincia”, afirmó el presidente del Provincia, Juan Cuattromo.

Para las pymes exportadoras, el Provincia cubre la prefinanciación de las ventas al exterior con un monto máximo de USD 40.000 por empresa, un plazo de hasta 180 días y una tasa fija anual de 4% en dólares.

Compartir.

Comentarios cerrados.