Crisis y desempleo en Parques Industriales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
La merma económica afecta a todos los sectores. Un panorama federal sobre un espacio que, pese a todo, apuesta a un mañana industrial.

La autopartista Sewtech, que produce tapizados para Toyota en el Parque Industrial de Villa Flandria armó un cronograma de suspensiones que podría extenderse si la economía no repunta. Las suspensiones fueron en dos etapas: una en agosto y otra durante todos los lunes de septiembre y afectará a 260 operarios que recibirán el pago completo de las horas no trabajadas. Los lunes los trabajadores solamente producen cuatro horas mientras que las otras cuatro se dedican a tareas de mantenimiento en la planta de producción.

Sewtech se instaló en 2015 y en ese momento se crearon 260 puestos de trabajo en un emprendimiento que permitía, en aquel entonces, sustituir importaciones por u$s 25 millones al año. Pese a que en junio, los modelos Hilux y Etios fueron dos de las tres líneas más vendidas en el mercado local, sus proveedores deben ajustarse.

Por su parte, los 35 empleados de la fábrica de baterías Arcynur radicada en el Parque Industrial de Burzaco descubrieron que la fábrica dejaba de funcionar porque al llegar encontraron las puertas con candado por lo que reclamaron y lograron que se dictara la conciliación obligatoria, pero la situación no se modificó por lo cual comenzaron una vigilia y prevén abrir una cooperativa para mantener la fuente de trabajo.

En tanto en el Parque Industrial de Pilar, una decena de trabajadoras de la fabricante de instalaciones de cables para Volkswagen y Mercedes Benz, Kromberg, fueron cesanteadas en una política de baja ‘por goteo’ que, aseguran, viene desde noviembre de 2018 y que se suma a una ola de rumores sobre el posible cierre.

Dart cierra su fábrica de Pilar
La trasnacional que fabrica vasos de telgopor anunció que producirá hasta octubre con la materia prima que tiene en stock y luego se irá del país. Alrededor de 70 operarios quedarán sin empleo a causa de una decisión tomada en sus oficinas centrales de Estados Unidos.

La compañía, que domina el 80% del mercado de los vasos y recipientes térmicos, es propiedad de Kenneth Dart y cuenta con plantas en 17 países. Dart también es titular del fondo EM Limited, que le exigió al Estado argentino más de u$s 700 millones, en el marco de los juicios contra el país por la cesación de pagos de deuda de diciembre de 2001.

Tía Maruca, con sabor amargo
La alimenticia que está radicada en el Parque Villa Flandria padece de problemas financieros que no sólo afectan su producción sino que hacen que los sueldos de sus 60 operarios se abonen parcialmente al tiempo que suma retrasos con sus proveedores, aunque por el momento no hubo despidos ni suspensiones.
Según los trabajadores, el problema es financiero y se explica por la falta de capacidad para adquirir materias primas, una situación que repercute en la producción de la empresa comprada en 2017 por Alejandro Ripani por u$s 5 millones a PepsiCo para salvarla del cierre y que, a fines del mes pasado, acumulaba una deuda bancaria de poco más de $ 133,7 millones y más de 500 cheques rechazados por $ 127,8 millones.

Zanella: cierre y crisis
La planta marplatense de la ensambladora de motocicletas ya quedó totalmente vacía y la apoderada de la firma indicó que los últimos trabajadores “fueron contratados por otras empresas del Parque Industrial” local.

La planta abrió en noviembre de 2013 con casi 70 trabajadores y una proyección de alcanzar a sumar 300 empleados, además de pensar en fabricar utilitarios.

En tanto, los trabajadores de la planta de San Luis iniciaron un corte parcial sobre la ruta nacional 7, en el acceso al parque industrial sur de la capital provincial, para reclamar el pago de salarios atrasados y de las indemnizaciones a los 32 que fueron despedidos.

Los empleados reclaman el pago del aguinaldo de junio, el salario de julio y la primera quincena de agosto, señaló el vocero de los despedidos.

La Rioja: subsidios y producción bajo mínimos
Las empresas radicadas en el Parque Industrial de esa provincia rubricarán su adhesión a la Ley de Protección del Trabajador Industrial por la cual reciben $30 millones en subsidios a la energía eléctrica y 50% de descuento en el pago de ingresos brutos a cambio de mantener los niveles de empleo.

Desde la Unión de Industrias Riojanas indicaron que el uso de la capacidad instalada está entre un 45% y un 50% y que, ante el costo de poner en marcha la maquinaria, muchas fábricas optan por no producir y apelan a sus stocks depositados en galpones alquilados.

Chubut: el consumo de energía como indicador de la crisis
Sobre cómo la crisis afectó a la provincia patagónica , algunos pueden contar cuántas textiles del Parque Industrial de Trelew cayeron o cómo sobreviven Sedamil, Soltex o Tendlarz. Otros podrá hablar de cómo en Puerto Madryn cerró Cerámica San Lorenzo o la baja de persianas de Soriano en Gaiman y de la embotelladora de Pepsi en Rawson.

Pero el indicador más global es el que dio el Ente Regulador de los Servicios Públicos que informó sobre el desplome de la demanda de energía en los últimos cinco años. Tras la merma durante la crisis internacional de 2008 hubo un repunte hasta 2014-2015 y de allí la tendencia fue en picada y en 2017 alcanzó el piso de los últimos 25 años, para caer a niveles de comienzos de los 90 y si bien durante 2018 repuntó, apenas alcanzó el nivel de 2008.

Además, el ente reveló que mientras en 2009 la venta de energía para la industria de representaba el 41,2% de su cartera en 2018 bajó al 36,7%.

Los trabajadores de Unilever reclaman en Gualeguaychú
Ante el despido de 16 empleados, los trabajadores continúan con sus reclamos en la fábrica que Unilever posee en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, una situación que refleja la tensión que viven las otras seis plantas que la trasnacional tiene en la Argentina.

La firma, líder en productos de higiene personal y limpieza del hogar, produce en la localidad mesopotámica varias marcas de jabón en polvo y, desde allí, abastece a casi todo el mercado argentino y exporta a Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil.

Con estos 16 despidos sin causa, la planta ya suma en lo que va del año 70 cesantías, aunque al cierre de este informe seis de los operarios fueron reincorporados y el resto aceptó las indemnizaciones tras lo cual el sindicato anunció el levantamiento de las medidas.

Compartir.

Comentarios cerrados.