La industria sufrió la retracción más fuerte desde 1994

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Lo informó el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU), entidad que también comunicó que en el primer cuatrimestre del año se acumuló una baja de 11,9% respecto a igual período de 2019.

En marzo, la actividad industrial registró una fuerte caída de -13,9% interanual y de -16,8% mensual en la medición desestacionalizada. Se trata de la mayor caída mensual de la serie (que comienza en 1995) y la producción fue la más baja desde diciembre 2004. Así, en el primer trimestre del año se acumuló una baja de -4,9% respecto a igual período de 2019.

La actividad industrial en abril registró una caída de 31% interanual y de 17,4% mensual, una retracción que se intensificó por el aislamiento dispuesto para contener el avance del coronavirus en todo el territorio nacional, que conformó la baja más importante desde 1994.

Con respecto a abril de 2015 la caída es de 38,8% pero el nivel de producción sin estacionalidad es el más bajo desde febrero de 2003. De acuerdo a los sectores se observan rubros que registraron los niveles más bajos de la serie, que se inició en 1994.

En un contexto de limitaciones por el aislamiento obligatorio, y con solo 43% del empleo industrial formal autorizado en abril, la actividad industrial registró una caída de 30,6% interanual y de 17,1% mensual en la medición desestacionalizada. El desempeño de abril se explicó por la contracción de prácticamente todos los sectores, destacándose la industria automotriz, que no registró producción.

En tanto, aquellos rubros considerados esenciales durante la cuarentena como alimentos y bebidas y la producción de sustancias y productos químicos, incluyendo al farmacéutico, fueron los únicos en presentar caídas más moderadas y hasta leves subas interanuales en sus niveles de actividad.

Además, la actividad de la industria de metales básicos registró una baja de 65,4%, con caídas en subrubros que promediaron hasta 70%, mientras que la refinación de petróleo cayó 40%, y la metalmecánica se contrajo 38,7%, por la menor producción de equipos eléctricos, autopartes y fundición.

La industria de alimentos y bebidas fue la única que registró una suba interanual en su actividad, ya que el sector creció 0,9%, principalmente por la mayor producción en carnes y productos lácteos, que amortiguaron las caídas registradas en la molienda de oleaginosas (sin las cuales la suba interanual sería de 1,9%) y en azúcar, productos de confitería y chocolate.

INFORME COMPLETO

Informe Industrial Nº04 2020-CEU

Compartir.

Comentarios cerrados.