“Recién en el 2027 vamos a tener el nivel de actividad que teníamos en el 2015”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El economista Walter Morales habló en Conexión Parques RADIO sobre la economía, qué pasa con las finanzas y las estrategias corporativas de negocios. Su análisis aquí:

“Parece que viene una nueva etapa de la cuarentena, una flexibilización, volviendo un poco a lo que era la previa hasta junio, digamos, y ya creo que tendremos que empezar a pensar un poco en lo que se viene por cuarentena. No hay un plan del Gobierno que tiene varias aristas y busca cerrar con los bonistas y diagramar una salida al mercado de capitales. Con los bonistas se va a cerrar? De eso no tenemos dudas en WISE: Diagramar una salida al mercado de capitales más problemático, porque para ello necesitamos una aceptación al canje de al menos 66 por ciento. Y ahí está la duda. Obviamente que si va a haber un mercado de capitales local. Eso ha ocurrido siempre aún cuando estábamos en default en el 2005. Pero el mercado de capital externo, en el cual América Latina ya se está endeudando en tasas en dólares entre el 3 y 5 por ciento, si no llegamos a una aceptación del 66 por ciento va a seguir vedado para nosotros.

En el mercado de capitales local, a nivel corporativo se va a potenciar por todos los cambios que está haciendo el Banco Central. Así que hoy las empresas tienen también una ventaja para la salir a emitir deuda, ya que hay un cambio de normativa y se puede tomar como aval la deuda corporativa en tenencia de bancos o de fondos comunes de inversión..   El gobierno va a tener como pilares para el despegue económico y acá empiezan a tomar nota, porque todos los que formamos parte de la cadena de valor de lo que se viene son los que más o menos o estar mejor parados.

Todo lo que tiene obra pública, no solamente por el efecto reactivamente que tiene, sino porque permite recortar más o menos rápido el índice de desempleo, que calculamos que hoy debe estar en torno a 13 por ciento y probablemente puede llegar a cerrar el año en 15.

El otro aspecto es la obra privada de la privada. Obviamente depende también de que cuando estén los permisos de construcción en el interior del país se está, pero en el AMBA, que impulsa mucho la obra privada, ya sabemos que está totalmente limitada. Pero el efecto de reactivar la obra privada viene también por la capacidad volcarla dólares y por lo barato que está la construcción, y eso descomprime la presión cambiaria que hay y que hay en la Argentina y termina dando mayor estabilidad a los precios, la inflación y la actividad económica.

El Gobierno busca fomentar las exportaciones con foco a la agroindustria. Va a ser muy difícil, es una tarea titánica, diría, fomentar las exportaciones en un contexto donde el mundo está en recesión y va a seguir en recesión. Y va a ser proteccionista también. Así que como el dólar para nosotros no está atrasado, en términos generales, el tipo de cambio real está bien. El principal fomento que puede haber es eliminar las retenciones. Sabemos que por una cuestión fiscal no se va a eliminar las retenciones al campo, pero el resto, que aporta poco y nada a las cuentas fiscales. Creemos que el Gobierno va avanzar por ese lado.

Va a  trabar importaciones más de lo que las viene trabando, para impulsar a la industria y también, obviamente, para alentar la generación de empleo. Ahí, según el sector en el que nosotros estemos, creo que en la generación de empleo tenemos que tener un tope. No tenemos cometer los errores del pasado, de tener un turno de noche, por ejemplo. El turno noche siempre es improductivo y es mejor desarrollar un fasón. O como también van a aparecer créditos blandos, pero no tan rápido. No lo estoy viendo cuarentenas, sino que quizás los tengamos en cantidades, plazos y tasas interesante hacia fin del año que viene. Tomar créditos blandos para automatizar la planta y sean mucho más eficientes. Agregar valor y mejorar la productividad.

Va a volver el impulso al consumo a través de compra en cuotas, hoy hay, pero con tasa de interés. Así que prevemos también una masificación de esto con menor costo financiero. Se va a mantener la tasa de interés negativa, otro pilar que el Gobierno va a tener para la colocación en pesos post cuarentena, con una economía aunque sea tibiamente que puede crecer.

El que tiene los pesos va a tener que pensar en “lo invierto en la empresa ahora que estoy empezando a tener demanda o los dejo que pierdan poder adquisitivo?” Yo estoy convencido que va a estar en la empresa porque si vos tenés demanda no tiene lógica tener pesos que se desvalorizan contra la inflación. Alguno puede estar pensando en comprar dólares. Obviamente se puede comprar dólares, pero solamente miren la cantidad de depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado no financiero, estamos hablando de cerca de 10 punto del PBI. O sea que hay mucha gente que no está volcada al dólar y eso es lo que estamos terminando.

El Gobierno quiere avanzar sobre una reforma fiscal que, como siempre, no es reforma, es parche y para nosotros más que reforma es anti reforma, porque quiere dar marcha atrás a la baja de tasa de impuesto a las ganancias del 35, quiere volver al 30 y ampliar también la base imponible. Esto es más presión fiscal para el sector privado, con lo cual es una complicación adicional a la generación de negocios.

Y luego va a buscar impulsar Vaca Muerta, energía y minería. Impulsar Vaca Muerta no es sencillo porque el precio del petróleo no tendría que estar arriba de 80 dólares el barril para que Vaca Muerta sea rentable. Así que si no hay incentivos por el lado fiscal, amortización acelerada de inversiones, etcétera, es difícil que haya un desarrollo a todo vapor de Vaca Muerta, porque si bien en la previa al COVID la evolución de Vaca Muerta evidentemente era atractiva, los precios no acompañaban para que hubiera un impulso realmente a todo vapor era andaba rengo. Por decir alguna manera, esa inversión podría crecer muchísima más energía. El Gobierno, para que haya inversión en energía, va a tener que empezar a trabajar sobre las tarifas de servicios públicos, que están congeladas desde el primer trimestre del año pasado. Y ahí, en un contexto de salida del COVID, todavía con recesión, con la mala noticia que creo que recién hasta en el 2027 vamos a tener el nivel de actividad que teníamos en el 2015. No sé cómo el Gobierno va a empezar a aumentar las tarifas  de servicios públicos, tengo mis dudas. Y minería, con este tipo de cambio, la inversión en minería es rentable, así que el Gobierno puede llegar a tener un algo, un impulso de inversión bastante interesante.”

Desde WISE informan que ya esta abierta la inscripción al próximo ECOFINES  que se realizará el 4 de agosto.  Una mañana mano a mano con Morales para tomar decisiones concretas sobre economía, finanzas y estrategia corporativa.  

Compartir.

Comentarios cerrados.