Buenas prácticas para el diseño y la gestión de los parques industriales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

*Por Leonardo Wagner, director ejecutivo Parque Industrial La Bernalesa.

Los parques industriales han  crecido exponencialmente en todo nuestro país y esto requiere de manera urgente un marco normativo federal que garantice parámetros uniformes para que estos establecimientos se consoliden de manera positiva.

La diversidad de situaciones que se presentan en nuestro país hace que no resulten comparables los Agrupamientos enclavados en el primer cordón del conurbano bonaerense con los del interior provincial, como tampoco responde a una misma identidad los agrupamientos realizados por loteos con aquellos surgidos por re funcionalizaciones de predios industriales preexistentes, lo mismo podemos decir de aquellos establecimientos reconocidos como agrupamientos en la provincia de Córdoba con los similares de la provincia de Santa Fe o Buenos Aires y asi sucesivamente. Esto se debe tener presente al trabajar en la definición del marco federal normativo que hoy es deuda.

No obstante la heterogeneidad aludida, la disponibilidad de suelo industrial crece en forma sostenida y el Estado debe acompañar y ordenar este crecimiento que vino para quedarse e interactúa con la generación de riqueza, trabajo y sustentabilidad de la infraestructura industrial en un todo amigable con el entorno.

En el caso de la provincia de Buenos Aires los industriales hemos advertido que la tensión urbanística ha ubicado gran cantidad de establecimientos industriales fuera de zona industrial o rodeados de viviendas familiares lo que a primera vista perturba el desarrollos de la actividad industrial pero a la vez ocasiona una externalidad positiva consistente en el incremento de valor de la propiedad donde se realiza la actividad productiva. Todo ello ha obligado a organizar espacios de radicación industrial a fin de relocalizar las industrias que están en zonas residenciales en los parques, el diferencial de valor de venta y compra conjuntamente con políticas de incentivos fiscales, principalmente de los municipios, generara una aceleración de la ocupación de la superficie industrial que se vuelque al mercado en forma de agrupamiento, dando lugar a que los desarrolladores privados encuentren incentivos en la realización de nuevos emprendimientos.

Es de esta manera que resulta sumamente oportuna la GUIA DE RECOMENDACIONES DE BUENAS PRACTICAS PARA EL DISEÑO Y GESTION DE PARQUES INDUSTRIALES, emitida por la Coordinación de Parques Industriales dependiente de la Secretaria de Industria de la Nación, destacando la iniciativa del Ingeniero Horacio Lamberti. Es la primera vez que un organismo público sistematiza en forma de manual los aspectos más importantes que se deben considerar al momento de diseñar un parque industrial, por ello los invito a que la consulten todos aquellos que participan en un desarrollo de este tipo

Compartir.

Comentarios cerrados.