“Estamos tratando de que Mendoza vuelva a tener su lugar”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Alfredo Cecchi es presidente de la Federación de Parques y Zonas Industriales de Mendoza (FEPAZIM), secretario de la Federación Argentina de Parques Industriales, presidente de la Asociación de Industriales de San Carlos y vicepresidente de Producción de la Federación Económica Mendoza. Desde Conexión Parques radio lo entrevistamos para realizar un repaso de la actividad de los conglomerados productivos de una provincia que busca volver a liderar nuestra industria.

Conexión Parques: ¿Podría darnos un panorama de cuántos Parques hay en Mendoza y  cuál es su situación?
Alfredo Cecchi: En Mendoza hay 16 PI, de los cuales solamente la mitad están funcionando. Hay Parques que han cesado su actividad hace 15 o 20 años porque Mendoza ha tenido un problema de desindustrialización, originado en aquella famosa ley de (el ex presidente Carlos) Menem de diferimiento impositivo que hizo que muchas industrias migraran. Es por eso que desde la Federación de Parques Industriales en conjunto con el Gobierno de Mendoza trabajamos para revertir esta situación.
Hoy tenemos una posibilidad concreta con dos PI que pensamos muy importantes para el futuro de nuestra provincia y que son el Parque Industrial Municipal de Luján, que está frente a la Destilería de Luján de Cuyo y el el PASIP, que está al final del corredor de cargas  del ferrocarril Belgrano y que es un parque logístico industrial muy importante.
Estamos poniendo mucho énfasis en esos dos por dos cuestiones estratégicas: el tema del ferrocarril que vincula a los puertos de Rosario y Buenos Aires con Mendoza y que está siendo objeto de nuevas inversiones por parte de empresas chinas, lo cual nos pone en otra posición con respecto a costos logísticos.
Por otro lado, en Luján de Cuyo, la inversión que tiene programada YPF con respecto al parque petroquímico y a la destilería en Mendoza hace que este parque municipal que está ubicado frente a la destilería y al polo petroquímico genere una gran oportunidad.
Es decir, estamos aprovechando esta ‘luces’ que hacía mucho tiempo no teníamos para empujar estos estos dos Parques, lo cual no significa que no estemos trabajando con el resto pero estas son las dos iniciativas más importantes.

CP: ¿Esos parques ya tienen industrias radicadas? ¿Qué dimensión tienen actualmente?
AC: En el Parque Industrial Palmira, el PASIP, hay tres empresas importantes. Y en el Parque Municipal de Luján hay una serie de empresas que tienen un muy buen porcentaje de industrialización. Esto se abre en un momento en el que la ‘pata’ de Vaca Muerta que corresponde a Mendoza estaba vacía de infraestructura y  puede dar un impulso importante.

CP:  ¿Cómo es la situación de Mendoza respecto de la promoción industrial y de la radicación de industrias?
AC: La promoción industrial en los 90 era un diferimiento impositivo que hizo que muchas empresas se radicaran en provincias promocionadas especialmente las de la rama agroindustrial como las empresas de tomate, las frutícolas, las conserveras, las aceiteras… Un ejemplo claro: Mendoza era el primer productor olivícola del país y en estos últimos 20 años ha pasado a ser el cuarto superada por provincias como la Rioja, Catamarca y San Juan que tenían una superficie implantada mucho menor lograron que a través del diferimiento se hayan hecho muchas inversiones y Mendoza quedó relegada.
Yo creo que ha habido un desequilibrio que estamos tratando de remontar con políticas claras. También estamos trabajando mano a mano con el Gobierno que está haciendo una expropiación en Malargüe para generar un parque que tenga que ver con servicios petroleros y que esté más cerca de Vaca Muerta.

CP: ¿Cuándo se formó la Federación de Parques de Mendoza?
AC: Se conformó en 2018, la firmamos el año pasado y reunimos a casi la totalidad de la industria mendocina porque no sólo incluimos a Parques sino -también-, a las zonas industriales como la de Rodríguez Peña, donde se concentra el 70% del Producto Bruto provincial, si sumamos al resto de los parques que están diseminados en el interior de la provincia casi hacemos el 100 % producto bruto industrial.
Somos una federación que tiene como meta promocionar la industria y no estoy hablando de subsidios ni de nada parecido sino de de políticas que tienen que ver con facilitar las inversiones, los bonos fiscales por el tema de energías renovables y con créditos con organismos internacionales que tienen que ver con la sustentabilidad de los Parques.

CP: ¿Están trabajando en desarrollar una ‘marca Mendoza’ como sinónimo de productos de calidad?
AC: Sí estamos trabajando en ese tema en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y el Ministerio de Producción. Se hicieron avances con respecto a algunos vinos y aceites como con el Arauco, un aceite de oliva varietal muy especial y que se exporta a los centros de consumo más exigentes del mundo.
Junto con esa marca, estamos trabajando en el sello de calidad.
Más allá de la agroindustria, tenemos importante un importante polo tecnológico modelo en el que están radicadas dos empresas multinacionales y somos la segunda provincia argentina en exportación de soft y hardware.
Podemos decir que estamos buscándole la vuelta a todo lo que fue esta década pasada para tratar de impulsar nuevamente la industria en Mendoza. Esa industria que abastecía de acero y metalmecánica a Chile y Brasil, cosas que hemos perdido y estamos tratando de recuperar para que Mendoza vuelva a tener su lugar.

Compartir.

Comentarios cerrados.